“DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA”

German Ramos
Por German Ramos octubre 14, 2016 18:53

“DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA”

Al margen de que para muchos el descubrimiento de América fue posterior a esta fecha, lo que resulta innegable es que hoy recordamos una de las más grandes proezas de la humanidad, que fue el resultado de la audacia y perseverancia de Don Cristóbal Colon.\r\nQuien literalmente contra Viento y Marea y contra corriente de la opinión de los grandes marinos, religiosos y sabios de su tiempo, se empeñó en demostrar que, navegando por el océano, se podía dar vuelta a la tierra debido a la esfericidad de esta.\r\nSabemos que posterior a este descubrimiento, y al encuentro de dos mundos y del encuentro y posterior fusión de muchas razas humanas, las consecuencias fueron diversas: Por un lado, la conquista de los territorios de América, implico un choque de culturas y cosmovisiones, el colapso demográfico de la población indígena, debido a las armas y a causa de enfermedades epidémicas, ante las que los indígenas carecían de defensas biológicas.\r\nCon este descubrimiento, o encuentro, Europa llevó a cabo una gran explotación de recursos mineros, maderables y se diversifico el comercio de especies alimenticias en ambos sentidos.\r\nGracias a Colon y a quienes lo apoyaron, se logró la enorme proeza de cruzar el Océano Atlántico, conocido en esa época como “El mar de las tinieblas” Mar, y Tinieblas que fueron derrotados por la humanidad y por la ciencia de la navegación, hundiendo en sus aguas los mitos y leyendas que lo ubicaban como infranqueable o como límite de la tierra y frontera del mismo infierno.\r\nEso es lo que implico esa proeza, y por tal razón, se denomina «descubrimiento de América» al acontecimiento histórico que inicio con la llegada a América el 12 de octubre de 1492 de una expedición capitaneada por Cristóbal Colón, por mandato de los reyes Isabel y Fernando de Castilla y Aragón, expedición, que había partido del Puerto de Palos dos meses y nueve días antes. Y que tras cruzar el océano Atlántico, llegó a una isla del continente americano.\r\nEste encuentro de dos mundos que habían evolucionado independientes uno del otro, cambió a partir de entonces, el rumbo de la historia.\r\nY en los siglos posteriores España, Portugal, Inglaterra, Francia y otras potencias europeas compitieron entre si, por la exploración, conquista y colonización del continente americano, resultando en el nacimiento de nuevos pueblos, culturas y estados.\r\nHoy, el recordar este evento, nos permite redimensionar sus efectos, sociales culturales, económicos, políticos y ecológicos.\r\nPorque a cinco siglos y 24 años la humanidad aún no termina de comprenderse.\r\nLos indígenas de México y de América después de más de 500 años de resistencia, apenas empiezan a ser reconocido en sus derechos de pueblos nativos.\r\nLa explotación de materiales metalúrgicos y pétreos continua, la explotación del hombre por el hombre permanece y los conflictos entre la luz de la ciencia y los dogmas de la fe religiosa, aún persisten.\r\nLa humanidad continua ejerciendo signos de racismo y de supremacía de unos pueblos y razas sobre otros, el comercio, continua siendo signo de prosperidad y de valor para las naciones y pueblos del mundo.\r\nPor tal razón: ¿Valdrá la pena debatir quien descubrió América? ¿Nos resulta fundamental desmitificar a Colon y a los conquistadores europeos para cambiar el sentido de la historia y redimensionarla desde un punto de vista indigenista? ¿Vale la pena hablar de exterminios, de genocidios y de odios raciales, en uno u otro sentido, cuando el mestizaje domina nuestros pueblos y es parte fundamental de una nación pluri étnica y multicultural?\r\nQuizá para los historiadores sí.\r\nPero para las personas y los pueblos, quizá sea más importante entender que aun ahora, en los albores del siglo 21, en que estamos descubriendo las particularidades de otros planetas y cuerpos celestes.\r\nY desmenuzando las bases de la materia a través de la física, la química y desentrañando los misterios genéticos. Nosotros, aun enfrentamos problemas de falta de comunicación, de comprensión y de entendimiento.\r\nTodavía en la actualidad, enfrentamos migraciones humanas masivas de un país a otro, de un continente a otros, y la causa de ello es la pobreza, la desigualdad, el racismo, la guerra y el exterminio.\r\nPor eso, quizá sea más valioso que hoy nos veamos más como lo que somos: ¡Seres humanos generosos! ¡Americanos dignos y orgullosos de nuestras raíces indígenas y europeas!\r\nPorque formamos parte de una gran cultura que posee raíces históricas profundas y diversas, lo que nos debe más fuertes como nación y como continente.\r\nPor tal razón, no podemos pasar desapercibida esta fecha, para recordar que en el encuentro de dos mundos y de dos formas de pensar, debe privilegiarse la comunicación, el respeto y la tolerancia, por encima de la fuerza y el sometimiento de un pueblo a otro.\r\n\r\nMuchas gracias.\r\n\r\nArturo Ruiz

Comenta esta nota
German Ramos
Por German Ramos octubre 14, 2016 18:53