MUERE “INCITATUS” EN CABALGATA

Tecate, B.C.- “Incitatus”, como émulo del histórico caballo romano que perteneciera al emperador romano Calígula y quien pasó a la historia como el corcel consentido y quien recibió el título de cónsul. Y que muriera tras perder su única carrera, así, el caballo “Incitatus”, propiedad de Alfonso Álvarez Juan, perdió la vida, hizo su última cabalgata y su final fue dramático.\r\n El fiel caballo, había nacido en el año 2002 en el rancho El Indio en la zona de Tanamá, hijo de una yegua árabe y un caballo puro cuarto de milla llamado El Cisne, primeramente fue propiedad de Pablo Contreras Rodríguez, luego a los dos años de edad pasa a manos de Álvarez Juan quien lo monta por primera vez en el año 2004, posteriormente viajaron juntos por las campiñas, valles y laderas de la vasta geografía tecatense y de la entidad.\r\n Ambos se fueron identificando mutuamente y el corcel se sentía dueño del mundo cuando su jinete iba al lomo. Así participaron en infinidad de cabalgatas, inclusive las dos organizadas hacia el rancho El Chico por Alfonso Álvarez Juan.\r\n Un caballo fiel, educado, valiente y que mostraba liderazgo, siempre quería ir al frente del grupo.\r\n La actitud del caballo dice Álvarez Juan, “era algo que yo disfrutaba mucho, nos entendíamos muy bien porque de cierta manera mi personalidad y mi forma eran parecidas, había mucha empatía con el caballo, fuimos a muchas cabalgatas”.\r\n Entonces lo inevitable sucedió, cuenta el jinete que el sábado 21 de abril, la Asociación de Cabalgatas de Baja California, convocó para un paseo, saliendo desde Rosarito con destino a Cañada Verde, en un trayecto lago de hasta 12 horas, se separaron del grupo suben por un cerro y cuando iban a pasar, el caballo pisó una piedra y se desbarranca, cayendo a una pendiente de unos 100 metros de profundidad, esto a la altura del Rancho Santa Anita rumbo a la presa El Carrizo.\r\n Álvarez Juan al ver que el caballo estaba cayendo, apoyó sus botas sobre el animal y saltó a un costado, el corcel tuvo fuerza suficiente para salvar la vida a su amo, hasta que el vaquero brincó, entonces el caballo se fue dando vueltas cuesta abajo.\r\n\r\n El dueño, en un intento de ver si había sobrevivido el cuadrúpedo bajó, y vio que aún estaba con vida. Volvió a la cima después de caminar durante media hora, arriba estaban otros participantes, quienes lo apoyaron, diciéndole que el caballo había muerto, a pesar de ello, Álvarez Juan pidió un caballo y regresó al lugar para comprobar que si, ya estaba muerto, le quitó la montura y una herradura, la que conservará como un recuerdo del caballo que tanto apreciaba.\r\n “Un animal muy noble, que la verdad se merece el mejor de mis recuerdos y que la cabalgata de este año, del 23 de abril será en su honor”.\r\n El Tatus, como le decían de cariño murió, como le hubiera gustado, recorriendo los paisajes de Tecate, el recuerdo perdurará en la memoria de quienes lo conocieron, de amigos y familiares del propietario, un caballo leal, un animal que se hizo famoso en esta ciudad.\r\n

Comparte esta nota

Esta nota tiene 23 visitas

Compártenos tu opinión
TECATE Clima

Últimas Noticias

Suscríbete al Newsletter

Recibe en tu inbox las noticias de Radar Tecate
Publicidad

Síguenos

Archivo

© Copyright Radar Tecate News. Todos los derechos reservados.