¿2018: LES VALDRÁ? LA RESPUESTA PENDIENTE DE LOS JÓVENES

German Ramos
Por German Ramos marzo 4, 2018 19:21

¿2018: LES VALDRÁ? LA RESPUESTA PENDIENTE DE LOS JÓVENES

Por: Alonso de León

El miércoles pasado 31 de Enero fue determinado por el Instituto Nacional Electoral  como el día que el padrón de votantes se cerraría, esta era la fecha fatal para  todos aquellos jóvenes de 18 años que estaban interesados en  adquirir su credencial para votar en las próximas elecciones del 2018. La participación de la juventud en los asuntos públicos, regularmente se tiene asociada  a la generación de cambios en la historia de los pueblos, sobre todo en la década de los sesentas en el  siglo XX, este auge de  participación juvenil fue cayendo en las últimas décadas de este  siglo,  la juventud entro en una estado de apatía hacia lo público, situación que entre otras, determina el estado de las cosas en materia de participación ciudadana en general y la manera en que se vive la política  en la última década de este nuevo siglo.

El número de mexicanos paso  de 112 millones en 2010 a 119 en 2015 un crecimiento de 7 millones en solo 5 años colocando a México entre los 11 países de mayor población del mundo. En el 2015 según el conteo intercensal realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía habíamos 119,938,473 mexicanos, en 2010 el Censo, detecto a  11,026,112  millones de jóvenes entre los 15 a  19  años, esta población que equivale al 13 % de la población mayor de 12. Esta población  es la que en teoría se debió  de integrar a la vivencia de los valores democráticos como el voto durante la década siguiente, en Baja California en 2010 la población en este rublo equivalía a 299,195 jóvenes, los cuales a la fecha tendrán entre 22 y 26  años de edad.

En Baja California según el Censo 2010  cerrando el número, habíamos 3 millones de personas, las cuales para 2016,  2,470,470 se encontraban en el padrón del Instituto Estatal Electoral, en nuestro municipio Tecate habían 76,470 personas inscritas, de esta gente inscrita en Baja California según la última memoria  del Instituto Electoral la cual es del 2013, año  donde se eligieron las 5 alcaldías y el gobierno del estado, se encontraban 453, 553 jóvenes entre los 18  y  25 años de edad, listos para votar, solo fueron 140,280 es decir 313,273 jóvenes  decidieron que la oferta política  que  se planteó no valía la pena, para ellos  fue un domingo cualquiera, ese que sirve para quedarse dormido y ver la televisión.

Hace no mucho que portaba el uniforme caqui de la secundaria y caminaba a la prepa con mi libreta bajo el brazo, los que nacimos en los ochentas para atrás sabemos lo que significa aquello de vivir en un régimen en donde lo que veíamos por televisión y lo poco que se hablaba de política llevaba un carga  fuerte de mentira, una especie de velo, parece que los jóvenes de hoy a pesar del cambio de partido en el poder,  no terminan por creer que sirve de algo  el votar. Recuerdo que durante la primera década después del 2000  muchos pusieron de moda  el voto nulo como forma de protesta, a mi ver es la forma de protesta que más beneficia al régimen, es como si una multitud presenciara que  alguien es golpeado brutalmente por una sola persona y todos dijeran que mejor prefieren voltearse para otro lado.

La utilidad del voto para influir en las condiciones que te rodean es en la práctica una herramienta que no la usan más de dos terceras parte de los jóvenes del país, de mi estado y mi ciudad, ¿Que puede hacer que una persona acuda a una oficina de gobierno y tramite su credencial de elector?  puede ser una interrogante, con  un montón de respuestas, algunas inclusos no relacionadas con la democracia, los jóvenes del país, nos dicen con su participación,  que tienen otras cosas que pensar antes de acudir a votar, según la Encuesta Nacional de Juventud la política como tema de conversación es considerado por el 29.4 % del total de la muestra realizada en 2010, la cual se realizó a más de 29 000 jóvenes en todo el país.

Es relevante también la respuesta de  los jóvenes  cuando se le pregunta sobre la mejora en los medios para participar en la vida política, pasando del 26 al 30%  es decir, los jóvenes no creen que haya un cambio significativo que los invite a participar, las cosas permanecen igual, en la percepción de la gran mayoría de  ellos. La política tiene un significado casi indescifrable para los jóvenes, un lugar donde habita la mentira, aquella  que en cierto modo se soporta, se tolera, por las formas, aquellas que dicen desde los pulpitos y pabellones de las buenas conciencias, aquella que nos ayuda a  sobrellevar la vecindad, aprendida del silencio, conocida de lejos, de vista, de pasada, mundo cerrado para el futuro, conservador y nada original, fingido, falso, engañoso, tramposo, atractivo –se cree- para  aquellos que su alma se siente superior a otros, como para atreverse a  gobernar a los demás, pero también el lugar donde se invita  hablar, cosa que nos desagrada, hablan las mujeres, nos dicen a los hombres, los hombres callan, porque son hombres, aguantan todo, soportan, incluso resisten.

Ahora es un lugar que se esfuma, va de prisa, los jóvenes lo viven a la velocidad de las redes sociales y compran con la inmediatez que les permita la línea telefónica, los empresarios preocupados por encajar, les construyen lugares en donde no tengas que hablar con nadie para comprar, ahora es un tiempo que trascurre entre post y  post de la red social, más del 80 % de los jóvenes mexicanos menores de 29 años usan Facebook como su principal red y le dedicaran por lo menos dos años de su vida a estar usando este instrumento, sin lugar a dudas que muchas  batallas políticas se libraran en internet, quien diga lo contrario se quedara atrás, ese lugar que habitan los jóvenes, los políticos tienen ahora un espacio enorme para interactuar con sus votantes, pero a pesar de ello, las condiciones para hacer política  no ha cambiado, incluso se han mantenido, en algunos casos han retrocedido, sigue habiendo una mayoría de indiferentes, los que se supone son diferentes ahora son los iguales y por supuesto los que siempre han estado ahí, los mismos.

¿Cómo los jóvenes se activaran  políticamente?  Seguramente que por las vías tradicionales de los partidos políticos no será, al menos han sido poco exitosos hasta la fecha los partidos en ese sentido, ¿Las redes sociales ayudaran a la mejora de la perspectiva de la política? ¿La misma naturaleza de la red, el entretenimiento exigirá morbo, espectáculo y se quedara en eso? Recordemos esas escenas de sala donde cada persona ve su celular, conectados en los virtual pero separados en lo real, un dato interesante es el aún incipiente mercado en la red de nuestro país, aun preferimos comprar de la forma tradicional, nuestra desconfianza a lo electrónico persiste,  según datos de la Revista Forbes en el caso de las tiendas de autoservicio las ventas por comercio electrónico  son apenas del  10%. Al final será el resultado de la  votación del 2018 un indicador palpable de los efectos de las redes sociales en los comportamientos reales de los jóvenes en política, se quedaran solo en la opinión y les valdrá poco salir a votar o acudirán a plasmar en un voto su sentir que manifiestan en la red.

Esta nota tiene 26 visitas

German Ramos
Por German Ramos marzo 4, 2018 19:21