REALIDAD… ES

German Ramos
Por German Ramos mayo 8, 2014 12:50

REALIDAD… ES

LA MUJER, MÁS QUE UNA FLOR Y MÁS ALLÁ DE SER MADRE.\r\n\r\nPor Claudia Agatón.\r\n\r\n“Sin un corazón lleno de amor y sin unas manos generosas,\r\nes imposible curar a un hombre enfermo de su soledad.”\r\n\r\n Madre Teresa de Calcuta\r\n\r\nSi, las mujeres son tan bellas como las flores, las mujeres son dulces como los néctares de flores que producen la miel. Las mujeres son fértiles y dadoras de vida como las flores que producen frutos y semillas.\r\n\r\nLas mujeres son diversas como las flores de muchos colores y formas. Las mujeres pueden ser frágiles como las flores, pero cuando se requiere son más fuertes que el acero.\r\n\r\nAsí son las mujeres: Amorosas, candorosas, inteligentes, cultas, audaces y perseverantes. Las mujeres son íntegramente capaces al igual que los varones. Y sin embargo la realidad es que en nuestro país, derivado de tradiciones patriarcales y con una gran carga de las culturas judeo cristianas durante muchas décadas a la mujer se le asigno solo un papel complementario en la vida de las familias y de la sociedad.\r\n\r\nDespués de las décadas de los sesentas y setentas surgió entre las juventudes del mundo un reclamo de mayores libertades y de igualdad de derechos y oportunidades entre los hombres y las mujeres. Incluso surge a nivel mundial el feminismo como forma de organización para abrir espacios a la mujer y para defender sus derechos a la igualdad. Y se tuvo éxito, pero a la larga esta libertad también fue aprovechada por los modelos de corte “capitalista” que veía a la mujer como factible de integrarse a la productividad ya que se estaba perdiendo un 50% de mano de obra que no estaba siendo integrada al trabajo.\r\n\r\nDe ahí surgen los empleos de la mujer principalmente en labores de fábricas maquiladoras y en el campo. La mujer se integró al trabajo pero no se liberó, la mujer asumió una doble carga al trabajar fuera y dentro de casa. Y en muchos casos la mujer fue sometida a igual trabajo pero con menos paga y derechos que los varones en los centros de trabajo.\r\n\r\nLa mujer paso a un estadio en donde ya no accedía al trabajo por su propia decisión, sino por la necesidad de contribuir a los gastos de la familia.\r\n\r\nDe tal forma que aun en la actualidad muchas mujeres se ven en la necesidad de dejar a sus hijos al cuidado de otras personas o incluso solos durante la jornada laboral. Esta situación pone en riesgo la seguridad de los menores y también ha sido factor de desintegración familiar. Y lamentablemente la falta de guarderías de carácter social o público no son suficientes para atender a los hijos de las madres trabajadoras.\r\n\r\nEn las zonas suburbanas y rurales en muchas ocasiones cuando la mujer se da cuenta de sus derechos y los defiende es abandonada convirtiéndose en no pocos casos en madre soltera o en jefa de familia. Esto se ha dado porque a los hombres no se les ha educado para entender la igualdad de géneros y a ser copartícipes en los cuidados del hogar y en la atención integral y educación de los hijos.\r\n\r\nY no son pocas la estadística de este tipo de hogares de mujeres jefas de familia se ha ido incrementando por diversas causas: abandono de la pareja, divorcio, viudez o porque su pareja emigró en busca de empleo en regiones lejanas e incluso fuera del país. Esta es una realidad que lastima y que debe ser atendida por el Estado Mexicano y sus instituciones públicas, pero también por la sociedad en su conjunto.\r\n\r\nEstamos en estas fechas conmemorando el Día de las Madres, de las mujeres que han tenido hijos y que los han educado, alimentado, cuidado y amado. La mayoría de la sociedad las reconoce y las quiere. ¿Pero realmente se entiende este rol de las mujeres en el proceso de la maternidad dentro de la sociedad?\r\n\r\nLa realidad es que desafortunadamente no es así, el trabajo de la mujer ama de casa que atiende y cuida a los hijos y a la pareja no es reconocido ni remunerado a través de un salario digno que garantice las necesidades básicas de la familia. No se dan las mismas oportunidades de crecimiento laboral a las mujeres en los centros de trabajo, mientras que el acoso, el hostigamiento sexual son comunes en distintos ámbitos laborales y el despido de mujeres embarazadas o su no contratación continúa registrándose.\r\n\r\n¿No sería un mejor regalo para todas las madres el transformar esta realidad? Respetándolas no solo como madres abnegadas y amorosas sino como mujeres integras, como personas capaces y como seres humanos con igualdad de derechos y oportunidades en todos los ámbitos.\r\n\r\nPorque hoy por hoy la realidad es que en México una de cada cinco familias son mantenidas por una mujer, lo que significa que por lo menos 5.7 millones de hogares dependen del trabajo de una madre soltera, una hija o una hermana, a pesar que 75.5% de ellas ganan entre uno y cinco salarios mínimos al día por los efectos de una permanente discriminación laboral.\r\n\r\nEl 25% de las mujeres que se desempeñan como jefas de familia trabaja por cuenta propia, mientras que 43% está empleada en el sector privado. En general, de cada 10 mujeres mexicanas que trabajan, cuatro son además jefas de familia y representan 40% de la fuerza laboral de México. Esta una realidad de muchas madres en México. Y no tamos el tema el día de hoy de la violencia familiar contra la mujer y el perverso aumento en el número de feminicidios y la trata de personas con fines de prostitución que se vive aún en nuestro país y estado. Ellas también son mujeres, ellas en muchos casos son también madres que merecen ser amadas, protegidas y reconocidas. Estas son también realidades.\r\n\r\nMi permanente respeto y reconocimiento a todas aquellas mujeres que son madres y un recuerdo y gratitud eterna a mi madre.

Esta nota tiene 0 visitas

Comenta esta nota
German Ramos
Por German Ramos mayo 8, 2014 12:50