PUEBLO MÁGICO?

German Ramos
Por German Ramos abril 1, 2014 11:37

PUEBLO MÁGICO?

Por: Rodolfo Padilla\r\n\r\nA más de un año de que Tecate recibiera el nombramiento de pueblo mágico y se presentara con bombo y platillo la gama de proyectos que se tenían contemplados para hacer de esta ciudad una referencia obligatoria para todo aquél que visitara Baja California, hoy parece que las buenas intenciones quedaron guardadas en el congelador y más que un programa federal parece la novia de pueblo por quien todos se pelean.\r\n\r\nFueron meses y meses de trabajo por parte del Gobierno del Estado y del Gobierno Municipal encabezados en ese tiempo por Guadalupe Osuna Millán y Javier Urbalejo Cinco (respectivamente), para obtener el nombramiento que a la fecha solo 83 municipios de México han alcanzado. Finalmente en noviembre de 2012, autoridades estatales y municipales recibieron por parte de la federación el ansiado nombramiento.\r\n\r\nPara llegar a él, tuvieron que cumplir con una lista inmensa de requisitos, pues es de conocimiento de muchos que el título de Pueblo Mágico es casi casi como un título de nobleza que no cualquiera obtiene; características demográficas, arquitectura, delimitación territorial y hasta leyendas e historias se consideraron para darle a Tecate esa distinción, la única condición era que esas características se mantuvieran (o se mejoraran) de lo contrario la federación con la mano en la cintura podría quitar el nombramiento.\r\n\r\nAceptado lo anterior, vino a Tecate Osuna Millán como Gobernador y junto con el hoy ex alcalde Javier Urbalejo, mostraron ante la sociedad y la prensa el codiciado nombramiento, exponiendo una serie de actividades que se desarrollarían a fin de preservar el título y hacer de esta ciudad lo que la misma Secretaría de Turismo define como pueblo mágico “(…) Una alternativa fresca y diferente para los visitantes nacionales y extranjeros”.\r\n\r\nLos trabajos se pusieron en marcha, el Gobierno del Estado con sus obras y el Ayuntamiento con las suyas, ambos con la misma visión lo que sirvió para que los trabajos estuvieran enlazados y llevaran una continuidad.\r\n\r\nUno de los beneficios del programa Pueblo Mágico para la ciudad en cuestión es que, más allá de mejorar la imagen urbana, sirve como detonante económico al generar turismo lo cual repercute en la generación de empleos, para ello era necesaria la instalación de un comité “ciudadano” de pueblos mágicos, que sería el “órgano regulador” de que el recurso federal se aplicara de una forma correcta.\r\n\r\nEl encargo terminó para Osuna Millán y posteriormente para Urbalejo Cinco, dejando en manos de sus sucesores la encomienda de continuar con el proyecto de Pueblos Mágicos, dándole seguimiento a los proyectos iniciados para que se concretaran. En Tecate el Ing. César Moreno fue quien se comprometería a impulsar los trabajos y el responsable de retener por los próximos tres años, el nombramiento.\r\n\r\nTodo inició bien, tanto que hasta en el nuevo logotipo del XXI Ayuntamiento utilizaron los colores del programa federal, justificándolo con el hecho de quererse mantener “imparciales” con los colores de los partidos políticos, como es bien sabido y el mismo César Moreno lo señaló, este ayuntamiento ha sido de “gabinete” por lo que las juntas y reuniones están a la orden del día, así que se realizaron todas las reuniones necesarias para tratar los temas de Pueblo Mágico, sacando proyectos por aquí, proyectos peor allá, como niños en juguetería. El problema es que se enfocaron en el Qué, pero nunca en el Cómo.\r\n\r\nPor su parte el Comité estaba ansioso de recibir los recursos federales para poder meter las manos y decidir en qué se gastaría ese dinero y cómo lo gastarían, en ese estira y afloje el presidente municipal tendría que soltar a sus canes para defender el nombramiento de los intereses personales de los integrantes del comité. La sorpresa fue que a César Moreno, el programa “ni fu ni fa” y el comité terminó por acaparar el control.\r\n\r\nDentro del comité se encuentran empresarios de la ciudad como hoteleros y restauranteros, que afilando el cuchillo y preparando el tenedor, esperaron con emoción su porción en el plato para beneficiar sus negocios, lo que obviamente provocó conflictos pues los interés de unos no coincidían con los del otro.\r\n\r\nMientras en el comité se ponían “de acuerdo” César Moreno se entretenía con viajes, reuniones de “sociedad” para salir en la foto y subiéndoles el sueldo a sus allegados, dejando de lado el plan de trabajo creado por la administración pasada, incluso los servicios públicos, considerados dentro de la lista de requisitos para el nombramiento.\r\n\r\nCalles en pésimo estado son la cara de este Pueblo Mágico para el turista, ni siquiera en el primer cuadro de la ciudad César Moreno ha sido capaz de generar una buena imagen, basta con transitar por la avenida Juárez (casualmente la arteria principal) para darse cuenta que han sido nulos los trabajos de mantenimiento.\r\n\r\nEl parque principal sucio y descuidado, las calles de la zona centro con basura, ni si quiera el servicio de recolección de basura es eficiente en el centro de la ciudad, donde irónicamente está la Presidencia Municipal, ahora no nos vayamos a las calles que no están en el centro porque el panorama es peor.\r\n\r\nEl servicio de alumbrado público, a pesar de que existe una concesión, parece que al H. XXI Ayuntamiento se le olvidó pues son varias las lámparas que en plena noche no encienden lo cual lo aprovechan los vividores de lo ajeno para hacer de las suyas y que el nivel de inseguridad aumente en la ciudad.\r\n\r\nEs decir no sirve de nada sentarse a soñar con proyectos cuando los servicios básicos no son atendidos como deben de ser, quizá la administración municipal considere que su contribución al programa sea pintando rayitas peatonales (y eso cuando les funcionan, porque a veces pintan y al día siguiente ya están borrando las líneas).\r\n\r\nAl comité de pueblos mágicos le salieron nuevos dirigentes, como un empresario y expresidente municipal, quien ha acaparado el programa para beneficiar sus negocios hoteleros y restauranteros.\r\n\r\nSin una visión a corto ni a mediano plazo, quienes operan el programa van “experimentando” a ver a qué le atinan, el ayuntamiento sacó las manos por incapacidad o por falta de interés y a más de un año de haber anunciado el nombramiento, no se ven acciones contundentes, lejos de eso se ve una ciudad en decadencia con un título que le está quedando muy grande.\r\n\r\nEl programa Pueblo Mágico es más que la simple construcción de banquetas, pintar líneas peatonales y hacer más grandes los entronques a los bulevares, va más allá del uso desmesurado del logo del programa (hasta en el papel de baño aparece). Quienes integran el comité parece que no tienen idea de lo que esto significa y su preocupación es que sus negocios se vean beneficiados.\r\n\r\nEl título de Tecate como Pueblo Mágico es de suma importancia, es la primera ciudad en la frontera norte que tiene esa distinción y no saben cómo aprovecharla, si las cosas siguen así la pérdida del nombramiento sería inminente, con todo y la flamante dirección de Turismo recién creada por Moreno y que pocos resultados ha dado.\r\n\r\n Probablemente a estas alturas ya estemos más cerca de la eliminación que de la retención.

Esta nota tiene 2 visitas

German Ramos
Por German Ramos abril 1, 2014 11:37