A LA PALABRA…

German Ramos
Por German Ramos noviembre 19, 2013 10:34

A LA PALABRA…

LOS FUNERALES DE LAS LETRAS\r\nRéquiem aeternam dona eis domine ex lux perpetua luceat eis…\r\n\r\nPor Miguel Rojas Salazar\r\n\r\nDel lugar de la vida al goce de la eternidad, es solo un ciclo a cumplir, que deja huella en algunos hombres que pisan fuerte sobre la tierra y en su andar heredan caminos por andar…\r\nEl obituario acaso es una síntesis de la historia que escribe una vida llena de luminosidad en sus inacabables capítulos.\r\nPara Oscar Genel, la historia del periodismo no llega a su epilogo, solo se traslada a donde ya no leeremos mas su crónica o su crítica, pero mantendrá la tinta entre nosotros, el ejemplo perene, la fuerza de escribir hasta el último momento como incansable fuente de transformación social y humana.\r\nCamino a la redacción hoy habrá silencio…antes que noticias, habrá oraciones y nostalgias… sus pasos descansaran de haber surcado esos pasillos cotidianamente rumbo a las teclas como inseparables amigas del escritor, sus peculiares sonidos musicalizaran notas y abrazaran númenes que irrigaban su pensamiento en busca de edificar palabra a palabra el hoy informativo, para crear lectores e izar la antorcha del saber en cada historia.\r\nEl inmenso vacío que hoy abres a tu partida, deberá ser a perpetuidad entrañable melancolía, aunque reconocimiento constante a tu dedicado oficio… \r\n\r\nEscribir del alba al horizonte no alcanzaba el ritual de paisajes que describiste con exactitud maestra en cada nota, la memoria editorial te extrañará, te llevaste las musas de la palabra, pero nos heredas la escuela de cómo vivir la vida, más allá de tu muerte…\r\nTu legado maestro, es un curso infinito de vocación y ética periodística que las nuevas generaciones ejercerán y reencarnaras en cada visita a las hemerotecas, día a día.\r\nTe dejo un aplauso, mi sonrisa y una flor…\r\nNo me gustan tampoco las despedidas, porque solemnemente estreche tu mano firme y no hay resigno a ya no verte… estarás en desacuerdo a que eviten mis parpados una lagrima y que las rotativas de antes hoy ciberredacciones no paren, solo por esta vez no te hare caso omisionare el ruido de las maquinas y el teclado, a la paradójica utilización perfecta del silencio…\r\nNo te digo adiós sino hasta siempre…\r\nIncrédulo de la muerte, me regocija ante el Señor que los buenos amigos y los excelentes maestros se quedan para siempre. Y esa ovación crecerá sonora, sin escapar del eco, y mi sonrisa perpetua allanará tu memoria desde los dinteles de la Gloria… y la flor, seguramente expandirá el jardín donde florezca tu memoria.\r\nPluma en mano dijiste adiós, indiluible para nosotros este momento que jamás deseamos… Porque la muerte, es el único inentendido de la vida…\r\n\r\nAL SILENCIO… Un minuto…

Esta nota tiene 0 visitas

Comenta esta nota
German Ramos
Por German Ramos noviembre 19, 2013 10:34